Amélie vs. Juno

Nada mas salir en las carteleras la película de Juno, cuando le preguntaba a la gente que tal era; muchos coincidían: “A ti, que te gusta tanto Ameliè, seguro que te encanta”. Pues se parecen bien poco estas películas. Ambas son cine tirando a “independiente”, aún ubicándose en la actualidad ambas tienen un aire retro, sus títulos coinciden con los nombres de sus protagonistas… Pero Amelié y Juno son muy diferentes, sus personajes, sus películas. Sus historias.

Vs.

Hace mas de tres meses, en este mismo blog, aventuraba un encuentro entre estas mujeres tan conocidas, deseadas y admiradas. ¿Quien querría ver enfrentadas a estas dos? ¿y porqué? Creo que no tiene sentido que estas mujeres se enfrentaran. Sin embargo, ha sido una entrada muy acogida y celebrada. Y ahora que he vuelto de mi retiro, y antes de comenzar con mi odisea matemática; me dispongo al fin a realizar este desafío de comparar lo incomparable. Pero alguien tenia que hacerlo; y de otra manera. Advierto que este post es un gran SPOILER, así que para evitar sorpresas recomiendo haber visto ambas pelis.

Quizás lo que mas diferencie a ambas es la procedencia. Mientras que Amelié es una película europea, un cine donde predomina lo realista y se hacen criticas a la realidad social de manera continua, encontramos un cuento (con su narrador propio) donde se tratan cosas mas abstactas como la raíz de las emociones humanas. Cosas universales, mas allá de la sociedad. Mientras, Juno es claramente una película social de EEUU, donde se especializan en moralinas, fantasia y accion. Una similitud, son extrañas piezas en su contexto. Pero en resumidas cuentas, Amelie es un cuento y Juno una película social, a su manera.

Ameliè es una adulta que parece ser niña y Juno es una niña que parece ser adulta. Pero a ninguna de las dos les sale bien ser lo uno, ni lo otro. El personaje que encarna Audrey Tautou, se ha criado sola, con un padre lejano y sobreprotector, y sin ir al colegio enseñada por su nerviosa madre que muere prematuramente. Huerfana y aislada socialmente. Esto le hace, a sus 23 años, tener problemas para relacionarse, confiriéndole un carácter tímido y retraído; y haciéndole muy difícil afrontar situaciones comprometidas (por lo que opta por divertidas estratagemas) y obligandola a centrarse en los pequeños placeres de la vida. Valiente y meticulosa, reflexiva, desinteresada y buena como un trozo de pan. Al igual que Juno. Caracterizada por Ellen Page, vive en un barrio de clase media baja en Estados Unidos y es hija de padres separados. Aunque no se hable con su madre, tiene una madrastra que la protege y alecciona y una relación muy saludable con su padre (que a pesar de ser exmilitar, es sorprendentemente comprensivo). De este amor surge una hermana pequeña. A pesar de tener 17 años, Juno es muy independiente y decidida. Mujer de armas tomar, que hace lo que quiere, cuando quiere y porque quiere. Descarada e impulsiva. Habitua maldecir, escucha música “brutal” y es algo respondona.

.

Comparadas las protagonistas, vayamos a la historia. Amelié, como ya comentamos, es una chica soñadora con problemas para relacionarse. Nos cuentan como al fracasar por encontrar algo que la llene, se refugia en pequeños placeres; y en la película vemos, como uno de ellos es ayudar a los demás (o fastidiar a los que lo merezcan). ¿Pero quien la ayudará a ella? Pues al final en este bonito cuento, encuentra a otro soñador, como ella. Discrepo mucho muchísimo, con los que tachan una película de cursi, donde el chico (Nino Quincampoix) trabaja en un sexshop, en su primer encuentro se acuestan juntos y hay mas de 15 orgasmos. Quizá sean necesarias palabrotas, gritos y hablar de rock duro y películas gore, para que no lo sea. Y es por eso que nadie tacha a Juno de cursi, ya que tiene todos estos ingredientes. La pequeña Juno, un dia, decide (porque lo decide ella, eh? que lo dejan bien claro; ni que los chicos lo decidiéramos alguna vez!) acostarse con un chico, Becker. Entonces queda en estado de buena esperanza (que gracia me hace esta expresión).  Se lo cuenta a su mejor amiga, que es una animadora (de las populares) y mas tarde a el padre de la criatura. “Ambos deciden” que abortar es lo suyo, pero un cúmulo de casualidades, hace que por arte de magia, decida que no. Desinteresadamente donará el bebe a una familia que lo necesite. En un periódico local elige a la familia ideal de la foto en blanco y negro; El tiempo pasa, el niño se desarrolla y su tripa crece. Pero aunque Juno es una chica fuerte y lleva genial el embarazo (tanto por sus sintomas, como en clase y con su familia), no soporta que la pareja ideal a quien iba a dar el bebe, se separen. Ahi es cuando duda de la prevalecencia del amor, y descubre que realmente siempre ha estado enamorada de Cristian Becker y que quiere seguir adelante con la adopción.

Y es precisamente los chicos Cristian y Nino, los que mas se parecen. Ambos son mas bien callados, educados, y que se dejan mangonear por estas dos mujeres. No es para culparles. Cada una en su estilo han marcado. Y es que mas allá de las lecturas que quiera hacer cada uno, son dos historias de amor, diferentes; que precisamente hablan de eso, de la virtud de ser diferente. De desmarcarse de la multitud. Con su aspecto retro, atemporal, ambas intentan captar a varias generaciones, que sientan estas historias como suyas. Y el lenguaje cinematográfico es sobresaliente en ambas. Sin embargo, si me dan a elegir, siempre elegiré a la francesa. y me refiero a la película. Porque aunque la historia de Juno es innovadora, Ellen Page es magnifica y la banda sonora es sobresaliente; Amelié es una joya. La película en sí: como esta contada, la ambientación, el guión, los actores, la sensibilidad con la que se trata; la hacen una pequeña obra de arte. Sin ánimo de criticar a una sociedad ya muy criticada, ni de hablar de temas polémicos también muy tratados; excarba en la esencia de sus personajes, en lo que verdaderamente importa, las pequeñas cosas y las inconmensurables.

Porque me pregunto, ¿que es mas dificil? ¿polemizar al tratar el aborto?; ¿o subestimar la imoportancia de una noticia como la muerte de Laidy Di frente al encuentro de la niñez? Creo que la mejor moralina es la que no se ve.

Anuncios

~ por Kid A en 30 agosto 2008.

6 comentarios to “Amélie vs. Juno”

  1. Solo he visto Amelie, por lo que esperaré a ver Juno, que me apetece muchísimo, y entonces leeré el post entero y comentaré.
    Saludos.

  2. […] polémica esta servida! La continuación la puedes encontrar AQUI  ; […]

  3. ehhh.
    me gusta mas amelie

  4. Amelie es mas inteligente.

  5. hola, ojala leas mi comentario DX
    bueno, yo creo en realidad en lo que coiciden y se parecen mucho es que ambas mujeres estan completamente fuera del estereotipo del personaje femenino de las peliculas. y tambien como dijiste, amelie es una mujer que actua como niña y juno biseversa. y eso es, no es lo tipico a que la mayoria de la gente esta acostumbrada a ver, y talvez por eso la encuentran rara o no les gusta,le aburren, etc. pero hay gente que esto le llama mucho la atencion, porque de verdad saben que existen mujeres asi, personas asi, y recrean muy bien la realidad, porque no es perfecto o igual a las demas peliculas taquilleras. bueno, blabla, a nadie le importa mi tonta opinion -_-

  6. Jeje, como ves la he leído! Si, creo que tienes razón en que lo que las hace especiales es que precisamente no sean el típico estereotipo femenino. Gracias por comentar!! ^_^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: